Inicio 5 Uncategorized 5 La madre del motochorro de La Sirena denunció que “lo dejaron morir como a un perro”
La madre del motochorro de La Sirena denunció que “lo dejaron morir como a un perro”
04/03/2024
Foto. Gentileza TN

Facundo Bosoms tenía 21 años cuando intentó robarle a un policía de la Ciudad que estaba de civil. El agente abrió fuego y lo mató.

Antonia Acevedo (59), la madre de un Facundo, un joven motochorro que fue asesinado de dos disparos en Florencio Varela, denuncia que su hijo no recibió la atención médica que correspondía y que “lo dejaron morir” en el hospital, publico el portal de Todo Noticias (TN)

Todo empezó el martes 20 de febrero último, cuando Antonia estaba en su casa y sonó el timbre. Era un chico al que una vez había visto en el portón de su vivienda junto a su hijo. Le dijo que Facundo había recibido dos disparos y que vaya corriendo a ayudarlo. “Doña, está tirado en el piso”, escuchó.

Antonia contó que su hijo había sido ingresado al hospital Mi Pueblo, de la localidad de Florencio Varela, con heridas en la pierna y en la cabeza. Según el relato de la mujer, la situación tomó un giro drástico cuando el médico salió de la sala a las tres de la tarde. El doctor calificó el estado de su hijo como un milagro, dada la gravedad de las lesiones, destacando especialmente la presencia de una bala alojada en su cabeza.

El médico le informó a Antonia que debía esperar 24 horas para monitorear su evolución. La situación se volvía cada vez más crítica, mientras las opciones de traslado a otro centro médico se desvanecían debido a la falta de disponibilidad en otros hospitales. Pero en menos de una hora, según contó Antonia, recibió la noticia de que su hijo había sufrido un paro cardiorrespiratorio repentino. En ese momento, la mujer notó con desconcierto que su hijo no presentaba marcas de haber recibido tratamiento intravenoso.

Foto. Gentileza TN

Foto. Gentileza TN

“Hacía más de tres horas que ya estaba muerto. Yo sé lo que significa de una hora a otra que un cuerpo esté muerto”, dijo Antonia. La mujer dijo que el cuerpo estaba frío, sin rastros de intervención alguna. “No tenía marcas de una vía y tampoco indicios de recibir medicación”, aseguró.

La madre de Facundo asegura que tiene experiencia en salud, que en la pandemia vio muchos cuerpos y dice conocer la transformación que sufren y le reclama al hospital “asumir la responsabilidad por el abandono”. En diálogo con TN, la mujer asegura que a su hijo “lo dejaron morir como un perro”.

El hecho ocurrió en Florencio Varela. Facundo y un amigo iban armados en moto, cuando intentaron robarle a un hombre, que resultó ser un agente de la Policía de la Ciudad. Intercambiaron disparos y el motochorro terminó con un balazo en la pierna y uno en la cabeza, lo que lo llevó a morir en el hospital y el acompañante se dio a la fuga.

El fiscal Darío Provisionato, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Florencio Varela, comentó a TN que se inició una causa por “homicidio”, pero señaló que el policía actuó en legítima defensa. “No hay cámaras en el lugar”, comentó el fiscal. El oficial porteño fue notificado del expediente. El prófugo tiene pedido de detención. Los primeros resultados de la autopsia determinaron que Facundo no recibió la atención primaria necesaria de urgencia para mantenerlo con vida.

 

Quien era Facundo, alias “Bosoms” así lo llamaban, por apellido

El joven de 21 años se había comprado su moto para poder trabajar en una pizzería en la que era repartidor, comentó Ramona Antonia Acevedo, a TN.“Mi hijo quería terminar el secundario, pero los horarios del trabajo no le permitían ir a cursar”, agregó.

Facundo trabajaba todos los días en el horario de la noche, lo cual no le permitía continuar estudiando. Su madre no había visto ningún indicio de consumo de drogas. Vivía con él y sus hermanas. Solía pasar tiempo en casa viendo televisión con ellas, por lo que esta noticia fue completamente sorpresiva. Esa noche, sus amigos estaban planeando celebrar el cumpleaños de un vecino y estuvieron reunidos hasta tarde en el portón de la casa, tomando gaseosas antes de regresar a sus hogares.

“Nunca lo había visto con ese amigo que vino a avisarme que le pegaron dos tiros”, dijo Antonia. Solo lo vio en el portón de su casa, había venido a buscar a su hijo, nunca lo había visto antes.

Facundo actuaba de manera extraña e incluso algunos amigos le advirtieron que no se relacionara con ese joven que recién había salido de la cárcel. “El hospital lo dejo morir, lo tenían en una silla sin atención médica, es el hospital de la muerte”, concluyó Antonia.

Artículos relacionados

09 Mi papa 2904

09 Mi papa 2904

03-05-2024_Página_1

03-05-2024_Página_1

Municipalidad de Florencio Varela

Municipalidad de Florencio Varela

Cinemacenter

Cinemacenter

CPBA_DIB_300x250

CPBA_DIB_300x250

Honorable Concejo Deliberante

Honorable Concejo Deliberante